top of page
untitled-0624.jpg
Buscar

Episodio #7 Mujer de Gracia y Fortaleza



Loida y Eunice


2 Timoteo 1:5

Porque tengo presente la fe sincera que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.


Que poderosa es nuestra fe, cuan poderoso es nuestro ejemplo. En 2 de Timoteo 1 el apóstol Pablo esta motivando al joven Timoteo a mantener su fe, fidelidad y pasión en servir al Señor. Lo que me resulta curioso es que Pablo usa a dos mujeres como un modelo o ejemplo a seguir para la vida de Timoteo. Estas dos mujeres son su abuela Loida y su madre Eunice.

Estas dos mujeres se destacan por una cosa, por una fe sincera, una fe digna de imitar. A veces no estamos conscientes de que nuestras vidas son un ejemplo para nuestra familia. Que nuestras acciones tienen un mayor peso que nuestras propias palabras.


Han sido muchas las veces en que he tenido que detenerme y autoevaluar el ejemplo de vida y fe que le estoy dando a mi esposo y a mi hijo Isaak Josué. Porque al final del día, podemos decir muchas cosas, pero lo que realmente quedará grabado en su corazón es la imagen de cómo hacemos las cosas. Incluso, siendo honesta, en parte nuestra familia es lo que es por nuestro ejemplo. Muchas veces veo como mi pequeña copia hace cosas y tengo que reconocer que las hace por que me observa.


La pregunta que nos debemos hacer es, ¿qué ejemplo soy para mis hijos? ¿qué ejemplo soy para mis nietos? Podemos ver la figura de Pablo como un padre en la vida de Timoteo, pero la realidad es que su primera formación fue en casa, fue la formación que recibió de su madre y de su abuela.


No podemos pensar que la formación de carácter y fe en nuestros hijos recae sobre los líderes de la iglesia o el ministerio de niños de nuestra iglesia local. Esa responsabilidad recae sobre nosotros los padres. Somos responsables de llevar a nuestros hijos a tener una relación personal con Jesús. Somos responsables en sembrar la semilla de la fe en sus corazones. Y aunque es cierto que vamos a fallar muchas veces en dar el mejor ejemplo, creo que la verdadera enseñanza comienza cuando podemos reconocer nuestros errores. Cuando podemos aprovechar cada situación diaria para juntos aprender en familia.



Muchas veces hemos llegado a Cristo, pero nuestros hijos fueron testigos de un mal ejemplo, de un mal estilo de vida. Es donde creo que los padres deben sacar el tiempo para comunicar y enseñar lo que no estuvo bien en sus propias vidas (acciones, palabras, conducta). Acompañado en establecer el nuevo modelo que se ha recibido a través de Cristo. Cambiando la vergüenza del pasado resaltando la gracia, el amor de Dios y como deseas que tengan una vida mejor.


¿Qué hacemos cuando nos equivocamos y damos un mal ejemplo?


  1. Reconocer nuestro error.

  2. Pedir perdón por dar un mal ejemplo.

  3. Enseñar cual es el camino correcto.

  4. Tener la humildad de dejarse corregir aun por nuestros hijos.


Es posible que no hayas tenido la experiencia de tener un buen ejemplo a seguir dentro de tu hogar, pero ahora que tienes la oportunidad de establecer tu propia familia tienes una maravillosa oportunidad en tus manos. No me refiero a un hogar perfecto, pero si un hogar sano, un hogar lleno del amor y la gracia de Dios.


Proponte ser la Loida y la Eunice que tu necesitabas cuando eras una niña.  Quizás no te has dado cuenta, pero tus hijos son Timoteos, tus hijos son bendición de Dios para impactar familias, impactar las naciones.  Seamos el mejor ejemplo para una generación que estará más cerca de recibir al Señor.  Tu ejemplo puede señalar un mejor camino, tu ejemplo puede cambiar el destino de generaciones.


Proverbios 22:6

Educa a tu hijo desde niño, y aun cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas.


Proverbios 29:15

Disciplinar a un niño produce sabiduría, pero un hijo sin disciplina avergüenza a su madre.


Te invito a ver este Episodio en mi canal de YouTube. Te agradezco que te puedas suscribir y compartir en tus redes sociales.




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page