top of page
untitled-0624.jpg
Buscar

Episodio #4 Mujer de Gracia y Fortaleza


Rahab


Estamos viviendo un tiempo diferente, lleno de retos y creo que necesitamos una sabiduría mayor para guardar, guiar y edificar la familia. En la Palabra de Dios vemos una mujer, que aunque su estilo de vida es reprobado culturalmente, hizo algo que guardar y preservar a su familia. Esta mujer es Rahab, la prostituta.


La palabra no nos esconde su trasfondo, su pasado. Claramente nos dice que Rahab era una prostituta (Josué 2).Esta mujer tuvo el gran valor de esconder en su casa a los dos espías israelitas enviados por Josué a Jericó. Antes de que los espías se acostaran, Rahab subió al terrado donde ellos estaban, y le dijo lo siguiente a estos los hombres:


“Sé que el Señor les ha dado esta tierra, y el terror de ustedes ha caído sobre nosotros, y que todos los habitantes del país se han acobardado ante ustedes…hemos oído cómo el Señor secó el agua del Mar Rojo, también supimos lo que hicieron a los dos reyes que estaban al otro lado del Jordán. Cuando oímos esto, nos acobardamos…porque el Señor, el Dios de ustedes, es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra. Júrenme por el Señor, ya que los he tratado con bondad, que ustedes tratarán con bondad a la casa de mi padre.”

Los dos espías hicieron un acuerdo con esta mujer. Rahab ató un cordón escarlata a la ventana como señal de este acuerdo. Este cordón representó un pacto del cuidado de Dios para Rahab y para toda su familia. Representa la salvación a través de nuestro Señor Jesucristo.


Esta mujer aparentemente no conocía al Señor, pero le basto escuchar quien era el Señor para entrar en una relación de pacto, la cual marcó su vida, su familia y descendencia.


¿Qué aprendemos?


  • El pasado no tiene autoridad sobre tu presente y tu futuro cuando has abrazado la gracia de Dios.

  • Todos tenemos un pasado, pero en Cristo tenemos la oportunidad de comenzar una nueva vida (2 Corintios 5:17).  Rahab pasó de ser prostituta y extranjera, a ser parte de la genealogía de Jesús (Mateo 1:5-6).

  • Dios desea que operes en la sabiduría que proviene del Señor por medio de Su Palabra para preservar y cuidar de los tuyos. Esa sabiduría de lo alto es pura, pacífica, amable, benigna, llena de compasión y de buenos frutos, ecuánime y genuina (Santiago 3:17).

  • Nuestra mejor arma es el amor. El amor de Rahab por los suyos preservó a toda su familia, levantó una nueva descendencia y tuvo el honor de ser incluida en la genealogía de Jesús.


Josué 2:22-23, 25

22 Pero Josué dijo a los dos hombres que habían reconocido la tierra: Entren en la casa de la ramera y saquen de allí a la mujer y todo lo que posea, tal como se lo juraron. 23 Entraron, pues, los jóvenes espías y sacaron a Rahab, a su padre, a su madre, a sus hermanos, y todo lo que poseía. También sacaron a todos sus parientes y los colocaron fuera del campamento de Israel. 


25 Pero Josué dejó vivir a Rahab la ramera, a la casa de su padre y todo lo que ella tenía. Ella ha habitado en medio de Israel hasta hoy, porque escondió a los mensajeros a quienes Josué había enviado a reconocer a Jericó.


Te invito a ver este Episodio en mi canal de YouTube. Te agradezco que te puedas suscribir, activar las notificaciones y que lo compartas con alguna amiga o en tus redes sociales.


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page